EL CASTILLO DE LOS TEMPLARIOS DE PONFERRADA

El Castillo de Ponferrada fue inicialmente un pequeño poblado con una cerca hecha con cantos y barro, (s. XII), reforzada en época de los Templarios con un muro de cal y canto (s. XIII). Tras ser confiscado a la Orden del Temple en el s. XIV, su nuevo señor Pedro Fernández de Castro levantó un castillo en un extremo (Castillo Viejo). Durante el siglo XV perteneció al Duque de Arjona, a su hermana Beatriz de Castro y al esposo de ésta, Pedro Álvarez de Osorio, Conde de Lemos, que realizó grandes obras convirtiendo lo que quedaba del primitivo recinto templario en un fuerte y lujoso palacio que se llamó Castillo Nuevo. Su nieto, el siguiente Conde de Lemos, que adoptó como divisa la "tau" que ya empleara su abuelo, se sublevó contra los Reyes Católicos, quienes tomaron Castilla en 1483 y realizaron obras siendo alcaide real Juan de Torres.

 

Torre de Monclín

La fachada noroeste del castillo constituye una ronda corrida (la ronda del Sil) que termina en la torre de Monclín, de planta hexagonal irregular. Bajo el se abría una nueva ronda para defender el subterráneo que unía el castillo con un aljibe, situado en una torre pentagonal en el río. La torre atrapa en su interior la esquina del recinto templario y fue hecha en dos etapas, habiendo estado en un primer momento abierta por la gola como las torres de Cabrera y de los Caracoles. En origen, sus dos caras que dan al interior del castillo estaban rodeadas por una galería de madera, que ahora se ha recuperado. En su interior alberga un Centro de Recepción de visitantes.

 

La Ronda Alta

La Ronda Alta coincide básicamente con la coronación del muro templario y permite comunicar entre sí todos los edificios que en los siglos XIV y XV se fueron añadiendo ai recinto primitivo: las torres de Monclín, Caracoles y Cabrera, ios palacios nuevo y viejo y las torres de Malvecino y Maloica. Es posible que hasta finales de! sipío XV desde esta ronda se accediese ai Castillo Viejo, pero la torre de los Reyes Católicos cortó definitivamente este paso en ¡os albores del siglo XVI.

 

 

Palacio Nuevo

Las dependencias más lujosas de la zona palacial se organizaban en torno a un patio con galerías porticadas de madera hoy recuperadas. Estos corredores y las galerías superiores permitían la comunicación entre las salas más emblemáticas de la fortaleza, divididas en dos zonas: la zona alta y la zona baja del palacio. Construido por el Conde de Lemos y acabado hacia 1480, en este espacio se situaban los mejores salones y la armería que ahora alberga la zona institucional, salones de actos, exposiciones y congresos y en la galería adosada al segundo patio, la cafetería y restaurante.

 

Salón y Galería de los Azulejos (Palacio Viejo)

De todo el conjunto palacial, los restos mejor conservados son los que pertenecen a! conjunto de la Sala y Galería de los Azulejos, ya sin azulejos, aunque han aparecido numerosos restos en las excavaciones de 1998, Estas salas eran las dependencias privadas del Conde de Lemos que las construyó a mediados del siglo XV. Las salas albergan la Biblioteca Templaria y están cubiertas por un tejado a dos aguas dispuesto entre dos cuerpos más altos: el 'Velador" o "Mirador de los Azulejos", al sur con sus característicos arcos y el "Cenador Alto", al norte en el otro extremo, con su galería de madera ahora recuperada y que alberga el museo de piezas arqueológicas de la época del Conde.

 

Arco del Cenador (Palacio Viejo)

El arco apuntado del cenador es anterior al Palacio Viejo, posiblemente del siglo XIV, por eso su nivel de suelo está más bajo que el nivel del siglo XV (el que pisamos ahora en el edificio). Debió de servir de entrada al Palacio Viejo hasta que se edificio el nuevo. Ahora es el acceso al recorrido interactivo del castillo.

 

 

La Ronda del Sil

La Ronda del Sil, entre las torres de Monclín y el Castillo Viejo, es la que tenía menos necesidad de defensa, dada su altura sobre ei río. Su muro y ei adarve que va sobre éi, es muy estrecho, sin posibilidad de albergar artillería, por lo que en 1507 se proponía suplementario con un "andamio" de madera. La mina, que sí se conserva, es un corredor con escaleras semisubterráneo y cubierto por una bóveda.

 

 

Castillo Viejo

Tras la marcha de los Templarios se construye el Castillo Viejo (1343), como atajo dentro de ese primer gran recinto que quedará con el tiempo como el castillo propiamente dicho. Es obra de! nuevo señor de la villa, Pedro Fernández de Castro. La fortaleza vieja se construye con un elevado muro que aisla una zona dentro de la cerca urbana. Este espacio es ahora protegido por una torre circular, denominada Cubo Viejo o Del Duque, y otra cuadrangular denominada del Homenaje donde se incrusta el escudo de Pedro Fernández de Castro. Por la parte posterior se cierra el recinto con amplios muros. Son un añadido posterior el foso y la barbacana, que protegía la puerta de acceso al recinto, a la que se accedía por un puente levadizo del que todavía se conservan los apoyos adosados a la muralla.

 

Ronda Baja

La Ronda Baja, se construyó en el siglo XV al pie de las murallas más antiguas del castillo. Recorriéndola, se pueden reconocer los muros de la cerca construidos en la época de los Templarios. Termina en el cubo nuevo del castillo viejo, cuya sala inferior es preciso atravesar para llegar a las rondas bajas del frente del río Sil.

 

 

 

 

 

 

Prohibida la reproducción total o parcial de este web, incluso el volcado a cualquier sistema de recuperación, sin la expresa autorización del propietario.

 

©  Vivaleon.com 2000-2001-2002-2003-2004-2005-2007-2008-2009-2010 -2011  Todos los derechos reservados

Para cualquier duda o sugerencia póngase en contacto con:

info@vivaleon.com

Telf.- (+34) 650 08 44 46 - 650 08 44 45

www.vivaleon.com