El  Municipio de Cacabelos

Cacabelos, entre 478 y 700 metros de altitud, se sitúa en el centro del Bierzo, cuenca intramontañosa de origen tectónico, formada por materiales sedimentarios, que se ve surcada de valles de dirección norte-sur, abiertos por los ríos que bajan de la Sierra de Ancares, Cordillera Cantábrica y Montes de León, y dejan entre si interfluvios de formas alomadas, cerros aislados y varios conjuntos de terrazas deformadas por la erosión.

El municipio se alarga a la vera del curso bajo del Cúa, río que ha excavado en los sedimentos arcillosos, un valle de amplios horizontes que topográficamente, presenta vertientes suaves, tiene forma de punta de flecha. Sus bordes, al este y oeste -cinco kilómetros en su parte más ancha, son las lomas de los interfluvios que descienden suavemente hacia el sur -unos siete kilómetros-, a veces tajadas por arroyos, como el de los Cucos o Valdepedroño.

El clima de esta zona del Bierzo Bajo se caracteriza por una temperatura media anual suave, en torno a los 12º. Los inviernos son fríos y con frecuentes nieblas; los veranos suaves, aunque no son raros los días con temperaturas muy altas. Las precipitaciones, una o dos veces al año en forma de nieve, son relativamente abundantes, aunque desigualmente distribuidas: la media supera los 645 mm, siendo el invierno y la primavera las estaciones más lluviosas.

El relieve, las aguas y el clima juegan un destacado papel en la vegetación, muy modificada por la acción antrópica. Sólo al norte, en las zonas más elevadas de Villabuena y Quilós, perviven restos de la vegetación característica de antaño, robles y encinas. Hoy abundan los árboles de ribera, chopos, alisos o humeiros, sauces, y especialmente frutales (cerezos, que son los árboles que, con la vid, mejor caracterizan nuestro municipio), además de algunos nogales y castaños.

Los datos más antiguos sobre el poblamiento de Cacabelos se remontan al Paleolítico, como atestiguan los artefactos líticos hallados en las terrazas del Cúa. Hay que esperar, sin embargo, a la Edad del Bronce y a la Segunda Edad del Hierro para encontrar restos abundantes -objetos metálicos, molinos de barquilla, cerámicas- de la cultura castreña, bien representada por Castro Vizcaíno y, sobre todo por Castro Ventosa, donde tradicionalmente se ha situado la Bergida prerromana que mencionan Floro y Osorio

Fueron esos autores, Floro y Osorio, los que nos relatan las guerras contra los astures (25 - 19 aC.), que concluirían con la toma de Bergida. El intenso proceso de romanización de la comarca queda perfectamente reflejado en la aparición de Bergidum Flavium, ciudad que algunos sitúan en el llano, a la altura del actual cementerio de Cacabelos, y a la que mencionan Ptolomeo y el itinerario de Antonino. Bergidum, fue el centro administrativo de los numerosos yacimientos auríferos que los romanos explotaron en el Bierzo, algunos incluso en nuestro propio municipio, como el de los Lagos de Villabuena.

En el siglo V, los suevos se asientan en el noroeste, territorio que en el siglo siguiente será anexionado por los visigodos. El parroquial suevo incluye a Bergido en la diócesis de Astorga, signo de la presencia de ese pueblo en nuestro municipio; la moneda de Sisebuto, acuñada en Bergido, y san Valerio en su autobiografía nos hablan también del poblamiento visigodo en el solar de nuestra villa.

Bergido no desapareció con la invasión agarena a comienzos del siglo VIII. Pervive como núcleo importante con el nombre de Ventosa. Luego fue decayendo hasta su más completo abandono y olvido.

Cacabelos se menciona por primera vez en el siglo X, en la donación de Bermudo II al monasterio de Carracedo. En el año 1108 el arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez, lo reconstruye y erige su iglesia de Santa María, que aún conserva su viejo ábside. Dicha reconstrucción provocaría una enconada disputa con el obispo de Astorga, pues la villa se hallaba en territorio de esa diócesis. La disputa concluyó con la donación de la villa por Alfonso VII a aquel arzobispo en 1138, hecho que singularizará a Cacabelos, pues no sólo será jurisdicción del arzobispo, sino que pertenecerá a aquella lejana diócesis hasta 1890. En ese siglo XI también se mencionan Villabuena, donde existe un palacio real, y Pieros, cuya iglesia consagraría en 1086 el obispo Osmundo.

La villa, al lado de un puente, en pleno Camino jacobeo, creció de forma ininterrumpida durante la Edad Media, como lo testimonian sus iglesias (Santa María de la Plaza, Santa María de la Edrada y Santa María "circa pontem") y hospitales (San Lázaro, Santiago, Santa Catalina, Alfonso Cabirto, Inés Domínguez). La población prosperó por su riqueza agrícola y el comercio de peregrinos y pobladores francos; y tuvo una aljama judía.

Un nuevo aliciente en el crecimiento de la villa fue la concesión por Sancho IV, en 1291, de una feria anual de quince días de duración, celebrada en las fiestas de la Cruz de Mayo, a la que posteriormente se añadirían otras ferias en San Miguel y San Bartolomé. Villabuena, por su parte, se construirá en el siglo XIII el monasterio de San Guillermo, de monjas cistercienses en cuyos dominios jurisdiccionales encontraremos a Quilós y Arborbuena, mencionados por primera vez en ese siglo.

Al comienzo de la Edad Moderna, Cacabelos se integra en el marquesado de Villafranca, heredero del conde de Lemos, a quien el arzobispo don Rodrigo de Luna había donado la villa en 1458. También pasarían a esas manos los lugares de Quilós, Arborbuena y Villabuena, por compra a la abadesa de San Guillermo, poco antes de la integración de ese monasterio al de San Miguel de las Dueñas. En esos siglos Cacabelos fue una villa de unos mil habitantes, con varias iglesias -parroquial del siglo XVI y las Angustias del XVIII- y ermitas, y un hospital, el de San Juan, en el que se concentraron las rentas y bienes de los anteriores. A su lado Quilós, Pieros o Villabuena fueron pequeñas aldeas que juntas apenas superaron los cien vecinos

El siglo XIX se inicia con la guerra de la Independencia. Aquí, en los primeros días de enero de 1809, se enfrentaron ingleses y franceses en una batalla en la que moriría el general Colbert. Con la desaparición de los señoríos jurisdiccionales, Cacabelos se convierte en municipio, que integran la villa y los pueblos de Quilós, Arborbuena y Pieros. Tiene una superficie de 19,5 km², y una población, en 1857, de 2.214 habitantes, de los cuales 1.410 en la capital. La agricultura, especialmente el vino, las ferias y una importante actividad comercial convierten a la villa en uno de los núcleos más dinámicos de la comarca.

La crisis de la filoxera, con la que desapareció la mayor parte del extenso viñedo, provocará una fuerte recesión económica y un leve descenso demográfico (en 1900 la población era de 2.180 habitantes). Sólo bien entrado el siglo XX se recuperará el viñedo con injertos americanos, lo que favorecerá la aparición de numerosas e importantes bodegas y una cooperativa de vinos. Al compás de esta recuperación económica creció la población: parques y plazas, Colegio Público e Instituto de Bachillerato, Centro de Salud y Residencia de la Tercera Edad, polideportivo y piscinas. Hoy el municipio de Cacabelos lo integran las localidades de Cacabelos, Quilós, Pieros y Arborbuena, además de Villabuena y San Clemente que se incorporaron voluntariamente al municipio en los años ochenta. Su población supera ligeramente los 5.000 habitantes.

PLAZA DE SAN LÁZARO

A extramuros de la villa, se construyó en la Edad Media un hospital que se mantuvo en pie hasta el siglo XVIII. En el mismo solar que ocupaba el hospital y su capilla, hoy se levanta una plazuela, en la que se muestran interesantes ejemplos de arquitectura popular

ERMITA DE SAN ROQUE DE CACABELOS

El cacabelense Don Mateo Chicarro, perteneciente a la pequeña nobleza local, reconstruyó en el año 1590 la ermita de la Vera Cruz. Unos pocos años después, tras las mortíferas pestes de 1599, su patrono le cambiaría la advocación por la de San Roque, santo protector contra la peste. Desde esta fecha hasta la actualidad ha sido preciso reedificarla "in fundamentis" en varias ocasiones, siendo la última la del año 1789. En su interior, junto a la imagen de San Roque, existen dos altorrelieves de madera policromada del siglo XVIII, que representan a San Gil de Casayo y San Herberto de Cerdeña, ambos procedentes del monasterio de Carracedo

CALLE DE SANTA MARÍA  DE CACABELOS

Es, desde la Edad Media, la calle más notable de la villa. A ella, como si de una espina de pez se tratase, vienen a dar todas las calles y callejas del casco urbano. En sus extremos se abrían las dos puertas más importantes de la cerca: la de Cimadevilla y la de San Andrés, la primera junto a la actual ermita de San Roque y la segunda próxima al templo parroquial de Nuestra Señora de la Plaza. Es, en esta calle, donde se conservan los ejemplos más representativos de su arquitectura culta, religiosa y civil, y que durante siglos vieron pasar riadas de peregrinos. Son casas y casonas, muchas de ellas barrocas, que blasonan sus fachadas con excelentes labras heráldicas, exponente fiel del orgullo de aquellas gentes que siempre supieron defender sus privilegios y que llevaron a decir al mayordomo del marqués de Villafranca en 1667: "en esta villa no se teme a la justicia y cada uno hace lo que se le antoja…

IGLESIA DE SANTA MARÍA DE CACABELOS

De la primitiva iglesia parroquial de Santa María consagrada con todos los honores por el obispo de Santiago, Diego Gelmírez, en 1108, solamente permanece en pie el ábside románico ya que en el siglo XVI se reedificó casi en su totalidad. Posteriormente, sufriría importantes reformas como la construcción de una nueva torre neorrománica en 1904. En el exterior sobresalen el ábside románico, la torre neorrománica y una imagen pétrea de la Virgen del siglo XIII (en el óculo del tímpano de la portada), mientras que en el interior hay que significar además de una inscripción romana, la capilla románica, un Cristo crucificado del siglo XIII y varias tallas del siglo XVII, entre ellas la titular del templo: la Virgen de la Asunción (excelente talla de la escuela de Gregorio Fernández) y la de San Isidro labrador.

 

EL PUENTE MAYOR  DE CACABELOS

Desde época romana existió en Cacabelos un puente de fábrica para cruzar el río Cúa, pero las limitaciones técnicas, la evolución de la trama urbana de la villa, la acción del tiempo y de los hombres y sobre todo las grandes crecidas del río han impedido que llegara hasta nosotros. El puente actual, con sus seis bóvedas de sillería, es obra de los siglos XVI y XVIII y uno de los más monumentales y mejor conservados de la provincia.

En sus inmediaciones tuvo lugar la famosa batalla de Cacabelos entre las tropas francesas e inglesas el 3 de enero de 1809, y en la actualidad se ha habilitado, aguas abajo, una excelente piscina fluvial aprovechándose del muro de la antigua fábrica de luz.

 

EL SANTUARIO DE LAS ANGUSTIAS

A la salida de la villa, tras pasar el puente mayor y el de los molinos, se encuentra el santuario de las Angustias. Se tiene constancia documental de la existencia en este mismo lugar de una ermita dedicada a la Virgen María, sin embargo tanto el edificio actual como la mayoría de retablos, imágenes y pinturas son del siglo XVIII. En el camarín, se encuentra la imagen de la "Virgen de la Quinta Angustia" (1764) y entre sus siete retablos destaca el mayor (1758), obra de Miguel Nuñez y Juan de Solorzano. Una pintura de la "Virgen de la Leche", el relieve del "Niño Jesús intercambiando unas cartas con San Antonio de Padua" y el órgano, procedente del monasterio de Carracedo, son algunas de sus piezas de mayor interés artístico

 

EL ALBERGUE DE PEREGRINOS DE CACABELOS

En las proximidades de donde durante muchos siglos estuvo el hospital de Santiago y alrededor del santuario de las Angustias se ha construido recientemente (en el año 2000) un moderno y magnífico albergue, recogiendo la hospitalidad tradicional de la villa. Se realizó según el proyecto del arquitecto Don José María Aparicio Alonso y tiene una capacidad para 74 peregrinos. Combina la funcionalidad de sus celdas y demás dependencias con el respeto por el entorno natural y arquitectónico

IGLESIA DE SAN MARTÍN. PIEROS

A la izquierda del Castro Ventosa y del caserío se encuentra, sobre un pequeño altozano, la iglesia de San Martín de Pieros, con su planta de cruz latina. De fundación medieval, fue consagrada por el obispo Osmundo, de Astorga, en el año 1086. Conserva de esta época parte de sus muros perimetrales, la portada septentrional y la lápida fundacional, lo demás se construye en los siglos XVI y XVII. En su interior destacan, por su mérito artístico, la talla de San Martín a caballo y una talla románica de canon corto.

 

MUSEO DEL VINO DE CACABELOS

El museo está formado por un conjunto de piezas sobre artilugios destinados a la elaboración del vino, dividida en tres secciones:

I. Aperos de labranza y recolección de la vid: entre los que destacamos tijeras de podar y máquinas sulfatadoras del siglo XIX.

II. Máquinas e ingenios para la obtención y el tratamiento de vino y alcoholes. Piezas artesanales e industriales. Máquinas de filtrado, bombas de trasegado, alambiques y otros artilugios del siglo XIX y XX.

III. Envases y representación de vinos: una interesante muestra de garrafas, etiquetas y vinos bercianos y castellano-leoneses.

Para Concertar visita al Museo del Vino de Cacabelos llamar al teléfono. 987 546 150

 

MUSEO ARQUEOLOGICO DE CACABELOS MARCA

Museo Arqueologico MARCA

http://www.cacabelos.org/marca/

 

MUSEO PARROQUIAL DE LA LA CAPILLA DE SAN ROQUE DE CACABELOS

Museo Parroquial de la Capilla de San Roque de Cacabelos

 

La Cultura del Vino en Cacabelos

El sector vitivinícola en Cacabelos y el Bierzo es muy importante ya hace unos 2000 años, las citas de Plinio el Viejo y Estrabón se refieren a la existencia de viñedos en la actual comarca del Bierzo, que originariamente es el derivado de la ciudad prerromana Bergidum (situada en Cacabelos). Además conocemos que los romanos impulsarion extraordinariamente la agricultura introduciendo nuevos cultivos como la vid. No obstante, la mayor expansión del viñedo, estuvo vinculada al desarrollo de los monasterios medievales, sobre todo los cistercienses, por ser el vino, elemento esencial para el culto y la alimentación.

Por lo tanto, el vino ocupa desde hace diez siglos un papel muy destacado en la vida económica y cultural del municipio y la comarca, adquiriendo en estos últimos años una nueva expansión con la creación en 1989 del Consejo Regulador Denominación de Origen Bierzo con sede en Cacabelos que cuenta ya con 48 bodegas adscritas.

La elaboración de vinos protegidos se realizará exclusivamente con variedades autorizadas. Destacan como principales, entra las tintas la MENCÍA y entre las blancas, DOÑA BLANCA Y GODELLO.

Desde 1995 se celebra la FERIA DEL VINO durante tres días coincidiendo con la Feria de la Cruz de Mayo (que es el 1 de Mayo), recibiendo miles de visitantes.

Un antiguo refrán anterior al siglo XVI -"o viño de Cacabelos que hace bailar a os vellos"- recuerda la tradición secular de los afamados caldos de la villa, elaborados con mencía y garnacha -los tintos- y doña blanca, godello y malvasía -los blancos.

En Cacabelos nacieron las más renombradas bodegas bercianas de este siglo y las marcas más prestigiosas; aquí se construyó la primera y la más grande de las cooperativas vinícolas de la comarca; en esta villa nació y tiene su sede el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo .

El vino forma parte de nuestra cultura. Está presente en el trabajo primoroso de las viñas; lo sentimos en el aroma de unos caldos que saboreamos en las tradicionales bodegas, en las que se vende el vino abanderado; alegra nuestras Fiestas de la Vendimia y la Feria del Vino, a las que acuden miles de visitantes.

¿Cómo organizo mi ruta del vino en Cacabelos?

Queremos que vengas, nos llames y conozcas nuestras bodegas desde dentro, todos sus entresijos, te explicaremos como hacemos nuestro vino, que lo pruebes, que lo cates... si no sabes nosotros te explicaremos como para que te lleves un buen sabor de boca tras tu visita.

Luego, que te atrevas con un plato típico de nuestra gastronomía regado, claro está, con buen vino de nuestras bodegas, te asesoraremos bien.

Y para rematar el día que descanses en alguno de nuestros alojamientos donde aparte de la hospitalidad, te informaremos de todas las posibilidades que te ofrece nuestra villa y nuestra comarca.

 

El Camino de Santiago en Cacabelos

El Camino de Santiago presenta un recorrido por el municipio de unos cinco Kms, a lo largo de los cuales los viajeros, turistas y peregrinos pueden disfrutar de uno de los parajes más amenos y encantadores de todo su trayecto. En torno al Camino fueron surgiendo albergues, hospitales, ermitas e iglesias que marcaban su discurrir por las dos villas que atraviesa: Cacabelos y Pieros.

La existencia de numerosos centros asistenciales desde los siglos Bajo Medievales, el ser parada de postas en la Edad Moderna, el contar con un paso fácil sobre el Cúa a través de su Puente Mayor, la hospitalidad de sus gentes y los buenos servicios ofrecidos por la villa, convirtieron a Cacabelos en un punto de referencia fundamental en el Camino Francés, de ahí que todos los itinerarios de peregrinación importantes lo citen como final y principio de etapa.

Históricamente, el Camino, en su serpentear por la villa y el municipio, estuvo jalonado de edificios destinados a la atención material, física y espiritual del peregrino y aunque muchos han desaparecido, otros aún mantienen en pie los muros centenarios de sus fábricas. Así, entre los primeros hay que señalar la ermita de San Bartolomé, el hospital y la ermita de San Lázaro, la capilla de la Vera Cruz (reconvertida en la actual de S. Roque desde el XVI), los hospitales de Santiago, Inés Domínguez, Alfonso Cabrito, Santa Catalina y el de San Lázaro en Pieros. Mientras que entre los que se conservan en la actualidad se encuentran: la fuente de la Salud, la plaza de San Lázaro, la capilla de San Roque, la iglesia de Santa María, el Puente Mayor, el santuario y el albergue de las Angustias y la iglesia de San Martín de Pieros.

 

Tradiciones en Cacabelos


Cacabelos se empeña en conservar y enriquecer sus tradiciones: los niños cantan el aguinaldo en Navidad; también en navidad se representa el Belén Viviente y sale la Cabalgata de Reyes; los jóvenes encienden hogueras en Año Nuevo y Santa Lucía o roban tiestos en la noche de San Juan; todos celebramos las Candelas, en las que llevamos los panes de formas artísticas a bendecir a la iglesia, al igual que los animales por San Antón. Nos divertimos en los carnavales y en el entierro de la sardina, o nos hartamos de castañas y vino en los magostos.

Ferias y Fiestas en Cacabelos


Las ferias anuales de la Cruz de Mayo y de San Miguel, antaño de compraventa de animales y hoy más diversas, son todavía muy concurridas. En los mercados, que se celebran los días 9 y 26 de cada mes, puede degustarse el sabroso pulpo de las conocidas pulpeiras de Cacabelos.

La Gastronomia de Cacabelos

Cacabelos cuenta con una gastronomía con la que el paladar más exigente y las andorgas de gran capacidad, pueden quedar ampliamente satisfechas y los bolsillos no demasiado quejosos.

En cualquiera de sus establecimientos se puede degustar la comida tradicional o actual. Recomendamos entre la primera, la empanada de batallón, el botillo, el caldo berciano, el asado de cabrito y el pulpo a la gallega en las ferias mensuales del 9 y el 26. Lo segundo queda al gusto del consumidor.

 

 

Hay infinidad de postres, desde las frutas del tiempo hasta mermeladas y pasteles. Recomendamos el roscón mojado en vino o licor, las castañas en almíbar y las cerezas en aguardiente.

No debemos olvidar, que en las cafeterías, bares, bodegas y tabernas repartidos por la villa, se pueden degustar toda clase de pinchos y tapas, que hacen que la "ronda de vinos" sea, no solamente una tradición local, sino un atractivo más de ocio.

 

Alojamientos y Turismo Rural en Cacabelos

Cacabelos

Posada Rural   La Moncloa de San Lazaro C/ Cimadevilla, 97 24540 Cacabelos El Bierzo León

El descanso para el viajero está garantizado en nuestro hotel, que mantiene el estilo tradicional y entrañable y goza de las comodidades que le proporciona su reciente construcción.

Disponemos de ocho habitaciones dobles con baño, amplias y confortables, tres de ellas son suites dotadas con hidromasaje.Todas las estancias disponen de televisión, conexión a internet y servicio de habitaciones.Los huéspedes tienen a su disposición el resto de instalaciones de La Moncloa, la cafetería y el restaurante de cocina tradicional berciana donde degustar las especialidades naturales de la tierra.

Capacidad :  16 personas Nº Habitaciones:  8 dobles y 3 Suites 

Casa Rural

ENTRA

 

 

Arborbuena

Haciendo honor a su nombre, Arborbuena se encuentra situado en un fresco y recoleto paraje rodeado de árboles a la vera del río Cúa. El pueblo conserva en su totalidad la estructura y calidez de su arquitectura tradicional, que al igual que su vecino San Clemente se vio favorecida por la ausencia de un crecimiento moderno. Arborbuena tiene el encanto del entresijo de callejuelas que invitan a un apacible paseo, y es lugar ideal para la práctica de la Pesca Deportiva en el río Cúa.  Arborbuena esta a 5 km. de Cacabelos.

Casa Rural Mencia C/ San Juan, 42 25547 Arborbuena Cacabelos León

 

 

Capacidad : 10 personas Nº Habitaciones:  5 dobles

Casa Rural

ENTRA

Pieros

Nacido bajo el impulso repoblador del Camino de Santiago y a la sombra de las murallas del Castro y del poblado de la Ventosa, la villa de Pieros conserva, 1000 años después, el encanto de su caserío, integrado en el paisaje, en el que subsisten las formas de vida rural.

Sus paisajes suaves y su poco accidentada topografía favorecen la práctica de senderismo y de "Mountain Bike", por pistas que discurren entre viñedos, sotos de castaños, praderías y árboles frutales, que además de acercarnos al Castro de la Ventosa, la Leitosa, Pobladura, etc., nos ofrecen la posibilidad de poder contemplar extraordinarias vistas panorámicas. A 5 km de Cacabelos

Casa Rural Castroventosa C/ San Roque, 14 Pieros 24547 El Bierzo León

En la planta baja, un confortable salón con chimenea, alacena y lagar, y en la superior,la cocina y dos habitaciones dobles

Capacidad :  4 personas Nº Habitaciones:  2 dobles

Casa Rural  Pieros

ENTRA

 

Quilos

Al norte de la ribera más extensa del Municipio de Cacabelos y de camino a Arganza y Fabero se encuentra Quilós. Tiene su origen en los tiempos prerromanos de los Castros Vizcaíno y Picón que lo limitan y resguardan por el Noreste. Su extraño nombre se relaciona con el Castellum Queledini de Época Romana y fue el Quilous del Siglo X.

Anclado en un fértil paraje surcado por numerosos arroyos y fuentes, con un núcleo de población muy disperso y moderno, conserva sin embargo, bellos ejemplos de su arquitectura tradicional de piedra y pizarra.

Su fértil ribera le proporcionó a lo largo del tiempo un crecimiento sostenido basado en una economía principalmente agrícola, con cultivos como el tabaco, la vid, la horticultura e industrias derivadas de los mismos.

Quilós es lugar de paso para disfrutar de los numerosos rincones que ofrece el río Cúa, para llegar a los Ancares, Fornela ...., y un grato lugar para disfrutar de la buena comida, del paseo y las fiestas tradicionales de San Tirso, San Antonio y San Lorenzo

 

Casa Rural El Lagar  C/ El Piñón, 15 Quilós 24548 El Bierzo León

Ubicada en una antigua casa rehabilitada según los usos tradicionales, mediante piedra y madera, El Lagar dispone de tres habitaciones, baño, cocina y salón comedor, además de patio y huerto

Capacidad :  5 personas Nº Habitaciones:  2 dobles y 1  simple

Casa Rural

ENTRA

San Clemente

El éxodo rural de hace algunas décadas, propició el abandono del núcleo original de población que favoreció la conservación de su arquitectura tradicional; con el encanto que esta le proporciona, San Clemente es el ejemplo más representativo del Municipio. Situado en la ladera Este de los Montes de Villabuena, y rodeado de manantiales y viñedos, ofrece al visitante una panorámica excepcional en cualquier época del año sobre la ribera del Cúa. Lugar apacible para el descanso y el recreo, alejado de las ruidosas carreteras ofrece sin duda, el lugar idóneo para disfrutar de la naturaleza y del paisaje.

Villabuena

Si bien existen otros yacimientos arqueológicos de mayor relevancia en el Municipio, son sin embargo, los Lagos y Camaretos de Villabuena, el ejemplo más llamativo de explotación aurífera romana de nuestro entorno más próximo. Por tanto, con un origen antiguo, anclado en un apacible y recoleto paraje, Villabuena fue en tiempos más ilustres quien albergó la residencia de recreo de los reyes de León, la tumba de Bermudo II, los Merinos del Bierzo y el Monasterio de San Guillermo fundado por Santa Teresa de Portugal y destruido por el río en el siglo XVI.

Este pequeño pueblo situado en un escarpe de la margen derecha del río Cúa, es un lugar apacible para la vida tranquila en un rincón privilegiado que ofrece numerosos parajes naturales de montaña y ribera, quizás los más silvestres e idóneos para practicar los Deportes de Piraguismo y Pesca en el río Cúa.

Un paseo por el pueblo nos permite contemplar las calles de corredores y las magníficas construcciones de la Obra Pía del Santiago y iglesia del siglo XIX.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prohibida la reproducción total o parcial de este web, incluso el volcado a cualquier sistema de recuperación, sin la expresa autorización del propietario.

 

©  Vivaleon.com 2000-2001-2002-2003-2004-2005-2007-2008-2009-2010 -2011  Todos los derechos reservados

Para cualquier duda o sugerencia póngase en contacto con:

info@vivaleon.com

Telf.- (+34) 650 08 44 46 - 650 08 44 45

www.vivaleon.com

 

Turismo Rural en Cacabelos León

 

 

 

 

Municipio y ayuntamiento de Cacabelos, provincia de León (España). Amplia información: arte cacabelos, cultura cacabelos, alojamientos cacabelos, dormir en cacabelos, hotel cacabelos, hostal cacabelos, hostales cacabelos, pensiones cacabelos, restaurantes, gastronomía, fiestas cacabelos, turismo rural cacabelos, cacabelos turismo, turismo cacabelos municipio,cacabelos leon, ayuntamiento de cacabelos, municipio cacabelos, museo cacabelos alojamientos, cacabelos restaurantes, cacabelos casas rurales, cacabelos camino de santiago, provincia de leon, rio cua cacabelos, pulpo cacabelos, casa rural cacabelos, castro ventosa cacabelos,